Delitos y otros altercados

Son muchos los artistas que han tenido problemas con la autoridad. Lejos de condenas lo que han tenido estos cantantes han sido (como mucho) visitas. No solo te puede salvar la falta de pruebas o la ausencia de testigos…. Tener una billetera jugosa también te puede librar de un buen susto.

 

 

 

Frank Sinatra

El hijo pródigo de New Yersey tiene en las instalaciones del FBI un expediente con su nombre y más de 2000 páginas. ¿La razón? su relación con la Cosa Nostra, una mafia de origen siciliano y con otros padres del crimen organizado.

Sin embargo, no es esa parte de su vida a la que nos referimos. En 1938, salir con una mujer casada con propósitos sexuales estaba perseguido. Fue este suceso por el que Sinatra fue acusado de » adulterio y seducción», un día de noviembre de 1938. Finalmente fue absuelto por razones desconocidas.

Paul McCartney

El ex Beatle tiene mas de una historia con las autoridades, pero sin duda nos quedamos con la acontecida en 1980.

The Wings se encontraba de gira por Japón. En el aeropuerto Internacional Narita de Tokio, abrieron la maleta al cantante. ¿Qué encontraron? Más de 200 gramos de marihuana que le costaron 9 días en una celda de una cárcel japonesa.
Finalmente lo deportaron a Inglaterra… toda una suerte ya que entonces, Japón castigaba con 7 años de prisión los delitos relacionados con drogas. Los conciertos fueron cancelados y McCartney durmió dos días seguidos del susto.

David Bowie

En 1976 David Bowie se econtraba en mitad de su gira » Isolar» le acompañaba su amigo Iggy Pop.Tras un concierto en Rochester, Nueva York la policía apareció en la habitación de Bowie en la que encontraron más de 100 gramos de marihuana. Por aquel entonces, estaba penado  con 15 años de prisión. Bowie, Iggy Pop, una mujer que los acompañaba y uno de sus guardaespaldas se libraron tras una fianza.

Si hay algo que llama más la atención que la historia es la ficha policial, en la que Bowie despide elegancia. Puede que la razón sea que la foto no se hizo en el mismo momento del arresto. sino un par de días después.

 

 

Janis Joplin

En 1969 la cantante de Blues se encontraba en Tampa, Florida dando un concierto. En esos años en algunos estados de Estados Unidos era ilegal bailar o levantarse de la silla en eventos musicales.

Cuando la policía apareció en el local , Joplin empezó a lanzar insultos lo que provocó que se llevaran arrastrando a la cantante quien no paraba de amenazar con golpes a los agentes. Fue denunciada por utilización de lenguaje obsceno, tras unas horas entre rejas y una fianza pudo marcharse.

 

 

Johnny Cash

Algo sedujo enormemente al cantante de country en los años 60, las anfetaminas.
En 1965 Johnny Cash cruzó la frontera entre Mexico y Estados Unidos «cargado», cuando le abrieron la maleta encontraron más de 600 pastillas. En Juarez las anfetaminas baratas eran una realidad y Cash hacía varios viajes para abastecerse. Todo terminó tras el pago de una fianza.

La realidad es que Cash sí pisó una prisión, la de Folsom en California para grabar un su álbum » At Folsom Prison» publicado en 1968.

                                               

 

Jimmy Hendrix

En 1969, Hendrix se disponía a cruzar la aduana en el Aeropuerto de Toronto cuando la policía le exigió abrir los dos estuches de guitarra. Automáticamente dos perros se lanzaron a la maleta, encontraron heroína y hachís. Tras el pago de una fianza sustancial se libro hasta de  20 años de cárcel.

Pero la más polémica fue en 1968, cuando detuvieron al artista en Estocolmo tras encontrarle tumbado sobre un charco de sangre en una habitación de hotel destrozada.Por lo menos, la sangre era suya. Le acusaron de «daños criminales» y una vez más su chequera le sacó de una buena.

 

Delitos y otros altercados
Valora este contenido
Sin comentarios

Publica un comentario

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar